Skip to content

MENÚ

Un restaurante entre piedras centenarias

ProYECTOS DE INTERIORISMO

Restaurante Porta Ferro Manresa

Recibimos el encargo de un proyecto de interiorismo para un nuevo restaurante en Manresa. El restaurante tenía varias necesidades:

  • Conseguir un estilo actual, moderno y acogedor, dando continuidad a todo el local
  • Dar visibilidad al local desde el exterior
  • Mejorar la iluminación

Ubicado al lado de la Plaza Mayor, este local de paredes de piedra, bigas de madera y vuelta catalana, había mantenido sus joyas centenarias tapadas con pladur durante mucho tiempo. Durante el proceso de reforma, se destaparon techos y paredes y aparecieron todos estos elementos arquitectónicos que definirían el estilo del proyecto.

Las premisas del proyecto estaban claras: mantener las paredes de piedra y tantos elementos originales como fuera posible, dando al local un estilo rústico actualizado.

Naturaleza, madera, hierro y un equilibrio entre el pasado y el presente han sido los pilares en los que se ha construido la marca Portaferro.

Se ha diseñado un interior que busca transmitir un ambiente rústico y acogedor, distendido aunque elegante. Se ha trabajado con materiales naturales y con el verde la vegetación como protagonistas en el jardín vertical y en distintos puntos del restaurante. La combinación de piedra, madera y elementos rústicos (tamices, estructuras de máquinas de coser…) combinados con elementos originales (plantas y espejos en el techo) crean un estilo que consigue un equilibrio muy agradable a la vista.

Al recuperar las paredes de piedra, se ha optado por llevar la decoración a los techos de las distintas salas: la utilización de diferentes materiales en el techo de cada sala genera un factor sorpresa.

El restaurante se ha dividido en tres zona diferenciadas: zona de entrada con mesas altas y taburetes para tomar algo rápido, zona de comedor y terraza.

La iluminación en este restaurante era fundamental ya que prácticamente no tiene luz exterior. Debido a esto, se han utilizado carriles de luz intercalados con madera en todo el comedor y tiras led para destacar las paredes de piedra y ladrillo. Sobre las mesas se han situado puntos de luz decorativos distintos en cada espacio que dotan al restaurante de carácter propio. La intensidad de la luz es regulable en todo el local.

Los baños no te dejan indiferente, las paredes combinan la piedra original con un revestimiento de metro negro y el pavimento es un mosaico decorativo. Incorporamos el color dorado en los grifos, los elementos decorativos y los espejos antiguos, instalados en el techo.

Si quieres ver el Antes/Después de este restaurante haz click en el siguiente enlace: https://www.instagram.com/p/CKCDB5uIzAm/?hl=es